La Verdad Os Hará Libres (Eclipses de Primavera)

La primavera de este 2015 ha llegado con mucha fuerza, un eclipse de Sol, temblores en México, y, este fin de semana, un eclipse de Luna.

Un eclipse de Luna se da cuando hay la tierra pasa entre la Luna y el Sol, y entonces hace una sombra sobre la Luna. La energía de un eclipse lunar es parecida a la de la Luna Llena, pero mucho mas fuerte. Este 4 de abril el eclipse durará de las 3 a las 9 de la mañana, y su alcanzará su punto máximo a las 6 am (hora del Centro de México). Sus efectos se sienten desde días antes y suelen marcar cierres de ciclos.

fotografía cortesía de Robert Mellors

Este eclipse en particular llega al final de la cuadratura entre Urano y Plutón, que comenzó a mediados de 2012, y que ha creado tanta tensión entre nuestros anhelos de libertad y nuestra necesidad de controlar. Este eclipse de Luna se dará con la Luna en Libra haciendo oposición, además del Sol, con Mercurio, Urano y Marte en el signo de Aries, y cuadratura con Plutón en Capricornio.

“La verdad os hará libres” es una frase bíblica que, para mi gusto, resume la energía y las lecciones de este eclipse. Los eclipses lunares suelen marcar cierres de ciclos, que nos abren o preparan el camino para comenzar nuevos ciclos, ya sea en nuestras relaciones, proyectos, trabajos, etc. En muchos casos, el primer paso para cerrar un ciclo es reconocer que ha llegado a su fin, y encontrar la disposición para permitirle terminar.

Una muy buena manera de prepararnos para aprovechar al máximo la energía del eclipse es permitiéndonos ser totalmente honestos. ¿Cuál es tu verdad justo ahora? Puedes orar o meditar para pedir ayuda para reconocerla; cuando la encuentres, acéptala y abrázala, date permiso de sentirla sin juzgar. Date la libertad de ver y sentir tus verdades actuales tal cual son. Si tu verdad es triste, está bien, llora si es necesario, que la tristeza no durará por siempre, si tu verdad es vergonzosa, acéptala sin juzgarte pero reconociendo tus errores, si tu verdad es cansada, acéptala también, y busca formas de aligerar tu carga. Una vez que has reconocido y aceptado en qué situación estás, aprovecha la energía antes del eclipse para reflexionar sobre lo que te ha llevado a donde estás, reconoce y acepta las consecuencias de tus actos y decisiones pasados (sin juicios), valora lo que has aprendido, lo que quieres evitar y lo que quieres repetir en el futuro. Mientras mas clara veas tu verdad actual, mas libre serás en adelante.

Finalmente, no es casualidad que estos días coincidan con fiestas religiosas y la mayoría tenga mas tiempo libre. Sin importar tus creencias, procura en estos días orar, meditar, ir a un servicio religioso. Date tiempo para actividades que enriquezcan el espíritu y que también pueden brindarnos un momento de liberación o claridad.

Cuaresma, preparación para la Primavera.

Independientemente de tu religión o creencias, quiero compartirte esta reflexión sobre esta época del año, cuya energía nos afecta a todos.

La Cuaresma es la única fiesta de la Iglesia que cambia de fecha cada año.  Su fecha se calcula de acuerdo a la fecha en que se festeja la Pascua Judía, y entonces se festeja el primer domingo después de la primera Luna Llena de la Primavera.

Es interesante notar que las fechas de la Cuaresma van más o menos desde el inicio del Año Nuevo Chino hasta pasando el inicio de la Primavera.  Para prepararse para recibir el Año Nuevo Chino se recomienda hacer una buena limpieza, y los festejos siempre incluyen compartir con los demás.

Energéticamente, el tiempo antes de la Primavera es muy propicio para prepararnos para dejar atrás lo que no sirve e iniciar nuevos ciclos.  En este 2015, además, este tiempo de Cuaresma, coincide con una cuadratura (exacta) entre Urano y Plutón. Para darte una idea de lo especial que esta cuadratura, no se repetirá hasta el año 2073.

La cuadratura entre Urano y Plutón es un aspecto muy tenso, que nos trae inquietud, frustración, angustia por lo que no podemos controlar y al mismo tiempo intolerancia quien quiera decirnos qué hacer.  Por esto, este tiempo de Cuaresma es particularmente propicio para hacer una limpieza interna y tener mucha disciplina.  Yo les invito a deshacernos de todo aquello que nos hace daño y no nos sirve, como resentimientos, enojos, etc., y también a hacer cada día un esfuerzo por cuidar nuestros pensamientos y palabras.  Pongámonos el reto de no criticar, no juzgar, no decir palabras hirientes, no desear el mal a otros.

Que tengas, y te procures, mucha paz este fin de semana.

Para encontrar la Luna de tu bebé

He recibido comentarios con dudas sobre el uso de los calendarios de la luna, por lo que me pareció útil publicar una breve nota explicando cómo buscar las fechas.

Las fechas del calendario indican los días en que la Luna cambia de signo. La luna se mueve muy rápido, y por eso cambia de signo más de 10 veces por mes. El Sol cambia de signo una vez por mes, y esas fechas están también en el calendario, en otro color.  Los días que no están en el calendario es porque ese día no hay un cambio de signo.

Tomemos como ejemplo el mes de enero, alguien nacido el día 21, a las 08:05:

El cambio anterior del signo de la Luna fue el 20 de enero, en que la Luna entró en Acuario a las 07:00 horas.  El siguiente cambio es el 22, en que la Luna entró en Piscis a las 06:48 horas.  Esto quiere decir que la Luna permaneció en el signo de Acuario desde las 07:00 horas del 20 de enero hasta las 06:48 horas del 22 de enero, entonces, el 21 de enero, estaba en el signo de ACUARIO.

lunas-ejemplo copy

FESTEJAR SIN DESLUMBRAR

Estamos a punto de recibir un nuevo año, y con él muchas oportunidades y retos.  Al igual que cuando cumplimos años, hay que saber dar las gracias por el año que se va antes de recibir al año que llega.  Y nuestro último reto del año puede ser saber despedirlo.  Hay que festejar de corazón, agradecer lo aprendido, lo recibido, o, en el peor de los casos, agradecer que finalmente termina un año difícil.

En estos momentos la cuadratura entre Plutón  y Urano genera gran tensión, y la oposición entre Júpiter y  Marte enciende los ánimos. Hay mucha sensibilidad y poca tolerancia, todos quisiéramos llamar la atención y que nos traten bien, y es fácil olvidar que los demás son igual de importantes y merecen tanto respeto y atenciones como uno. El mundo hoy no necesita personas que sean como fuegos artificiales, que brillan por un momento, hacen ruido, y a veces también asustan y queman, sino como gotas de agua, que forman entre todas un gran océano donde la vida fluye.

La tensión actual es también una gran invitación al cambio, a superarnos, a crecer.  La tensión actual entre Plutón y Urano nos trae la oportunidad de depurar resentimientos y sentimientos negativos, de aceptar el valor y el precio de ser libres, y comprender que la verdadera libertad viene con responsabilidad, y que lo único que realmente está en nuestras manos controlar son nuestras propias reacciones (o no reacción) ante las situaciones y las personas. Podemos aprovechar esta tensión para ayudarnos a ubicar de qué queremos liberarnos (miedos, malos hábitos, etc.)

Cambiaremos de año con el Sol (en Capricornio) y la Luna (en Tauro) en armonía entre ellos, y con Neptuno. Esto nos ayuda a encontrar equilibrio entre lo que queremos, pensamos y sentimos, y a dejar fluir la compasión y la empatía. Terminemos el año con acciones amables hacia los demás, y con fe en que cada buena acción, por pequeña que parezca, puede sembrar algo bueno. Si tenemos ganas de sobresalir, busquemos sobresalir con nuestras buenas acciones.

Podemos también aprovechar la posición de Neptuno en su propio signo, Piscis, y que está en armonía con el Sol y la Luna, para renovar nuestra fe, en Dios, en el Universo, en cada uno de nosotros.  Al analizar nuestros logros y acciones, en lugar de juzgarnos duramente, hay que proponernos mejorarlas, y renovar nuestra confianza en que cada uno de nosotros tiene la capacidad, y la responsabilidad, de lograr algo positivo.

Hay que proponerse comenzar el 2015 con muchas ganas de trabajar, con toda la libertad para dar cada quien lo mejor de sí mismos, y con fe en que el “granito de arena” de las buenas acciones de cada uno sí puede ir construyendo una diferencia.

TIEMPO DE CAMBIOS

Este 2014 ha sido un año de cambios para muchos, de insatisfacción para otros. Y es que, astrológicamente, Urano y Plutón nos están trayendo momentos de inconformidad, de tensión, de rebeldía.

Con Plutón y Urano en un tránsito que genera tensión entre ellos, tenemos que renovar nuestra forma de lidiar con el poder, aprender a soltar la necesidad de controlar, y a manejar nuestra inconformidad en forma inteligente y responsable. Hay que saber que lo que siempre está en mis manos controlar es mi forma de reaccionar ante las personas y situaciones, y comprender que la libertad y la responsabilidad van siempre de la mano, antes de ser libre necesito tener la disposición de hacerme responsable de mis actos, de todos mis actos.

Con esto en mente, celebremos las fiestas de Fin de Año con mucho amor para nuestra gente cercana, pero también con solidaridad y c
on responsabilidad. Tengamos muy presentes a los niños, y hagamos el esfuerzo de agregar a sus regalos el de nuestro buen ejemplo.

Celebremos el Día de Muertos

Mercurio está retrogrado en Escorpión (hasta el 10 de Noviembre), se acercan el Día de Muertos, y también un eclipse solar. Todo esto, en mi opinión, es una buena razón para festejar el Día de Muertos.

Cuando Mercurio está retrógrado, si bien es cierto que hay cosas que no funcionan como “deberían” (las comunicaciones, los aparatos, por ejemplo), es un tiempo que nos invita a hacer un alto, tomar las cosas con calma, revisar nuestros planes. Tener a Mercurio retrógrado en Escorpión es particularmente bueno para hacer una revisión a fondo de lo que deberíamos limpiar, dejar ir, sanar, revisar nuestras prioridades y prepararnos a enfrentar lo que nos asusta.

altar de muertos - detalle

Mientras Mercurio está retrógrado llega el Día de Muertos. En México esta es una celebración para honrar a los que se han ido. Tradicionalmente se considera que es el momento en que las almas de quienes ya no están con nosotros regresan a visitar a sus seres queridos, quienes les reciben con gusto y respeto. Las culturas prehispánicas sabían aceptar a la muerte como parte de la vida, como un momento de trascendencia de quien dejo este mundo.

Halloween es una fiesta que se ha derivado de la tradición celta de Samhain, celebrada el 31 de octubre o 1º de noviembre. Se considera que Samhain es un día en que la “frontera” entre este mundo y el otro se disuelve, o se debilita, y por eso se facilita que los espíritus de quienes han muerto vengan a visitar a los vivos. Es una fiesta en que se honra a los muertos, y en que tradicionalmente se da la bienvenida a quienes nacieron durante el último año. En la fiesta de Samhain también se honra lo que ha “muerto” en nuestra vida: relaciones, trabajos, etc. Es un momento para agradecer y dejar ir.

El domingo 3 de noviembre tendremos un eclipse solar, con el Sol y la Luna en Escorpión. (En 11º para ser exactos). Los eclipses son momentos que representan el cierre de ciclos, y también los cambios y nuevos comienzos.  Después escribiré mas sobre este eclipse.

Ahora, con todos estos sucesos astrológicos, vale mucho la pena celebrar el Día de Muertos este año.  Démonos un tiempo para recordar, o buscar información sobre los festejos tradicionales, y retomemos algo de esto. Recordemos a quienes han dejado esta vida, con respeto, con agradecimiento, podemos incluso pedirles que nos guíen. Incluyamos en lo que hagamos un momento para cerrar ciclos, para despedirnos – siempre agradeciendo – los ciclos que están terminando, o que queremos que terminen, y también para dar la bienvenida al cambio.

Si festejas Halloween con tus hijos, valdría la pena irles enseñando también sobre la tradición del Día de Muertos, de una forma que los ayude a saber aceptar los cambios, los cierres de ciclos, y las despedidas.

Si quieres poner un altar de muertos, en las siguientes ligas puedes encontrar información útil:

http://quo.mx/2011/11/01/cerebrum/que-contiene-un-altar-de-muertos

http://es.wikipedia.org/wiki/Altar_de_muertos

 

Mantener al enemigo cerca

“Me preocupa que si mis demonios se van,

mis ángeles se irán también.”

R.M. Rilke

Hoy quiero hablar sobre el “enemigo” interno que todos tenemos. Nuestra “sombra” según Jung, nuestro “lado obscuro”, que, al igual que nuestras mejores cualidades, es parte de nosotros.

Dice un dicho que “al enemigo hay que tenerlo cerca”, pues es la forma de evitar que nos tome por sorpresa. Esto es totalmente cierto en el caso de nuestra “sombra”, pues solamente estando conscientes de nuestras peores características y tendencias podremos vencerlas, y evitar que surjan de pronto, haciéndonos actuar o reaccionar de la peor forma y en el peor momento.

Astrológicamente, cada planeta y cada signo tiene su lado de luz y su lado de sombra. Alguien del signo Leo, por ejemplo, puede ser increíblemente generoso, pero también terriblemente egocéntrico y presumido.  Una persona del signo Libra puede ser admirablemente amable y conciliadora, pero también puede ser superficial y escoger una mentira antes de decir una verdad que genere cualquier tipo de molestia o enojo. Un Escorpión puede ser la mejor persona para ayudar a otros a superar tiempos de crisis, pero también puede ser una persona vengativa.  Para aceptar y aprovechar lo que nuestros planetas nos dan, debemos abrazar ambos lados, y trabajar por fortalecer por fortalecer el mejor, pero sin dejar de reconocer el lado “obscuro” o negativo.

ninjasombra

Lo ideal es desarrollar y dejar salir cada uno su lado de luz, pero para hacer esto bien hay que conocer la sombra.  Cuando preferimos pensar que no existe, la rechazamos y reprimimos, es como si nos sentáramos sobre un globo que no dejamos de inflar, y llegará el día en que explote, con la posibilidad de lastimarnos a nosotros y a otros.  A nadie le gusta pensar, mucho menos que le digan, que es egoísta, arrogante, flojo, que tiende a comer, beber, gastar, compasivamente, etc. Pero la única forma de fortalecer las mejores cualidades y mantener bajo control nuestro lado de sombra es reconocerlo, aceptarlo, y tenerlo presente, y entonces proponernos cada día no dejarle hacernos actuar o reaccionar.  Si se que tiendo a enojarme es más fácil prepararme para no hacerlo (ya se que habrá tráfico, así que respiro hondo antes de salir de casa, escojo alguna música que me ayude a tranquilizarme mientras manejo, y me propongo no tomar personales las agresiones de los otros conductores). Si se que tiendo a comer compulsivamente, cuido mis horarios de comida y me propongo no comer fuera de éstos, ni cuando no tengo hambre.

Hoy quiero hacer una invitación a aprovechar la energía de Saturno, y buscando cada unoen lo mas profundo de sí, y hagamos conciencia de nuestras peores características, las aceptemos (ojo, aceptar quiere decir reconocer su existencia, pero no conformarnos con actuar de acuerdo a ellas), y nos propongamos vencerlas en cada momento que sea necesario.  Si cada uno de nosotros logra mantener a sus “enemigos internos” cerca y bajo control, estaremos contribuyendo a que nuestros días, y los de los demás, sean mejores.