FESTEJAR SIN DESLUMBRAR

Estamos a punto de recibir un nuevo año, y con él muchas oportunidades y retos.  Al igual que cuando cumplimos años, hay que saber dar las gracias por el año que se va antes de recibir al año que llega.  Y nuestro último reto del año puede ser saber despedirlo.  Hay que festejar de corazón, agradecer lo aprendido, lo recibido, o, en el peor de los casos, agradecer que finalmente termina un año difícil.

En estos momentos la cuadratura entre Plutón  y Urano genera gran tensión, y la oposición entre Júpiter y  Marte enciende los ánimos. Hay mucha sensibilidad y poca tolerancia, todos quisiéramos llamar la atención y que nos traten bien, y es fácil olvidar que los demás son igual de importantes y merecen tanto respeto y atenciones como uno. El mundo hoy no necesita personas que sean como fuegos artificiales, que brillan por un momento, hacen ruido, y a veces también asustan y queman, sino como gotas de agua, que forman entre todas un gran océano donde la vida fluye.

La tensión actual es también una gran invitación al cambio, a superarnos, a crecer.  La tensión actual entre Plutón y Urano nos trae la oportunidad de depurar resentimientos y sentimientos negativos, de aceptar el valor y el precio de ser libres, y comprender que la verdadera libertad viene con responsabilidad, y que lo único que realmente está en nuestras manos controlar son nuestras propias reacciones (o no reacción) ante las situaciones y las personas. Podemos aprovechar esta tensión para ayudarnos a ubicar de qué queremos liberarnos (miedos, malos hábitos, etc.)

Cambiaremos de año con el Sol (en Capricornio) y la Luna (en Tauro) en armonía entre ellos, y con Neptuno. Esto nos ayuda a encontrar equilibrio entre lo que queremos, pensamos y sentimos, y a dejar fluir la compasión y la empatía. Terminemos el año con acciones amables hacia los demás, y con fe en que cada buena acción, por pequeña que parezca, puede sembrar algo bueno. Si tenemos ganas de sobresalir, busquemos sobresalir con nuestras buenas acciones.

Podemos también aprovechar la posición de Neptuno en su propio signo, Piscis, y que está en armonía con el Sol y la Luna, para renovar nuestra fe, en Dios, en el Universo, en cada uno de nosotros.  Al analizar nuestros logros y acciones, en lugar de juzgarnos duramente, hay que proponernos mejorarlas, y renovar nuestra confianza en que cada uno de nosotros tiene la capacidad, y la responsabilidad, de lograr algo positivo.

Hay que proponerse comenzar el 2015 con muchas ganas de trabajar, con toda la libertad para dar cada quien lo mejor de sí mismos, y con fe en que el “granito de arena” de las buenas acciones de cada uno sí puede ir construyendo una diferencia.

Anuncios

3 thoughts on “FESTEJAR SIN DESLUMBRAR

  1. Un año especial. Intenso y buenos para mi. Debemos agradecer y prepararnos para un nuevo ciclo, en mi caso, hoy doy gracias pues mañana empieza mi nuevo ciclo. Un feliz año para ti Paty. Pensemos, demos gracias y a continuar dando lo mejor de nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s