Saturno, Neptuno y la conquista de nuestros “demonios”

Últimamente me ha tocado ver los peores y los mejores ejemplos de lo que somos, y me he preguntado qué alimentamos, o dañamos, nuestra capacidad de cultivar lo mejor de cada uno cuando sabemos escoger a qué le damos prioridad en la vida.

En este momento tenemos a Saturno en Escorpión haciendo trino con Neptuno en Piscis, lo que representa un tiempo muy favorable para reorganizar nuestras prioridades y trabajar con el ego al mismo tiempo.

Neptuno en su propio signo, Piscis, es una influencia muy favorable para dejar ir apegos, soltar resentimientos, y conectarnos con nuestro lado mas compasivo. Durante los años (hasta el 2025) que Neptuno esté en Piscis nos puede resultar más fácil ver por otros y entender que cuidar el bienestar de todos nos beneficia a todos, y aumenta nuestra capacidad de saber renunciar a lo que quiere el ego, de “sacrificarnos” por el bien de otros o de todos.

Saturno tiene que ver con la depuración, y en Escorpión, signo relacionado – entre otras cosas – con la muerte*, nos ofrece una gran oportunidad de revisar a profundidad a qué le damos prioridad y reorganizarnos. Saturno en este signo puede invitarnos, o forzarnos, a enfrentar nuestro lado mas obscuro, reconocerlo y entonces poder lidiar con él y evitar que nos domine. Y justo ahora que se combina de forma muy positiva con Neptuno en Piscis, podemos enfrentar este lado obscuro sin perder la fe en nosotros, en Dios, el Universo, en la posibilidad de vencerlo y superarlo.

Podemos comenzar a organizar nuestras prioridades con cosas muy simples, revisando qué queremos, qué estamos dispuestos a hacer  o dejar ir por ello, y preguntarnos si es coherente; si no es coherente, hay algo que revisar. Por ejemplo, si quiero que mi hijo sea independiente y auto suficiente, ¿puedo exigirle que haga absolutamente todo como yo diga, limitando su capacidad de escoger y tomar decisiones? Si quiero que mis padres respeten mis decisiones y entiendan que ya soy una persona adulta, ¿es lógico permitir que se hagan cargo de mis deudas? Si quiero un cuerpo sano, ¿lo conseguiré consumiendo productos llenos de químicos, o comiendo productos naturales?

Recordemos que Saturno tiene que ver también con la culpa, y Neptuno con la fantasía.  La combinación de sus posiciones en este momento puede ayudarnos a superar nuestros “demonios” con fe, disciplina, confianza y compasión, pero también podría hacernos pensar que somos culpables de lo que no funciona en nuestra vida y no merecemos ni podemos mejorarlo. Es un buen tiempo para ser totalmente honestos con nosotros mismos, renovar nuestro compromiso de hacernos responsables de lo que hacemos y queremos, y reconocer el valor de hacer cada uno algo por el bien de los demás.

* Escorpión no solamente se relaciona con la muerte física, sino la “muerte” como un proceso donde algo termina para dar lugar a algo mejor.

Anuncios

4 thoughts on “Saturno, Neptuno y la conquista de nuestros “demonios”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s