¿Cómo me preparo para el 21 de Diciembre?

Llegamos al mes de Diciembre. Y en este 2012 es un último mes mucho mas especial que otros años. El “Fin del Mundo” es un tema que ha pasado por, o está fijo en la mente de muchos, debido a las profecías de los Mayas sobre el día del Solsticio de Invierno de 2012.

Los Mayas eran grandes astrónomos y matemáticos. Tanto que sus cálculos siguen siendo válidos en nuestros días.  Pero, ¿en realidad dijeron que el mundo se acabaría el 21 de Diciembre de 2012? La respuesta es NO. Lo que está a punto de terminar, según sus cálculos, es un ciclo cósmico.

Para los Mayas, el tiempo estaba dividido en ciclos cósmicos, con una duración de 5,125 años.  Cuando un ciclo llegaba a su final, comenzaba otro, con “otros hombres”.  Lo que cambia para ellos es la conciencia de los hombres en el siguiente ciclo.

Efectivamente, en el Solsticio de Invierno (que ocurrirá el 21 de Diciembre) de 2012, hay una configuración planetaria especial, llamada Yod (que algunos llaman “Dedo de Dios”) entre Júpiter (en Géminis, y en conjunción con la estrella Aldebarán), Saturno (en Escorpión) y Plutón (en Capricornio), cada uno en el 8º grado del signo en el que está.

Haciendo a un lado las especulaciones, afirmaciones y teorías sobre las profecías mayas, astrológicamente sí es un momento especial. El Solsticio de Invierno, por sí solo, es un momento especial, en que la órbita del Sol pasa del Hemisferio Sur al Hemisferio Norte, donde tenemos el día mas corto y la noche más larga del año. Es el momento para celebrar y agradecer lo más importante en la vida, para darnos un momento de descanso y recogimiento antes de la siguiente salida del Sol, y antes del siguiente año. A partir del Solsticio de Invierno los días comienzan a ser cada vez mas largos, por lo que en algunas tradiciones esta es una celebración de renacimiento.

Regresando a la configuración de Yod, ésta ocurre cuando dos planetas están en sextil (60º) entre ellos, y cada uno a 150º de otro planeta.  Su energía es muy fuerte, y puede tener potenciales de crecimiento y transformación importantes, así como momentos decisivos, donde debemos escoger sin saber muy bien exactamente a dónde nos llevarán nuestras decisiones. Los planetas involucrados, más la estrella Aldebarrán, nos sugieren que esta configuración puede traer tensiones y cambios en las estructuras de poder y en la forma en que se manejan las responsabilidades ecológicas y sociales. En el mejor de los casos, podríamos ver un aumento en el nivel de conciencia de muchas personas, que nos lleve a cuidar mejor a nuestros semejantes y al planeta mismo. En el peor de los casos, podríamos ver movimientos sociales en contra de la corrupción y de los actos irresponsables de corporaciones que afectan tanto los derechos humanos como el medio ambiente. ¿Casualidad que coincida la fecha con las profecías mayas? Independientemente de lo que opinemos sobre esto, creo que tenemos una oportunidad clara de aprovechar la energía del momento para mejorar, como personas y como sociedad.

Hemos vivido tiempos difíciles, el mundo ha sufrido desastres económicos y naturales. Por otro lado, también estamos viviendo, astrológicamente, un tiempo favorable para depurar nuestras emociones, relaciones, y hábitos negativos, para ser mas abiertos y receptivos a lo que permita nuestro crecimiento espiritual. Yo quiero creer que habemos muchas personas buscando ser mejores, buscando nuestro crecimiento espiritual y comprendiendo cada vez mejor la importancia de respetar a cada persona y cada ser que comparte con nosotros este planeta, y la importancia de cuidar al planeta mismo con el mismo interés que cuidamos nuestra casa y nuestro cuerpo. Por eso me permito invitarles a todos a terminar este año con actos que nos permitan demostrar nuestro amor y respeto por la Tierra. Si cada día hacemos algo amable (que puede ser desde algo tan simple como un saludo) por otro, levantamos basura (propia o ajena), podríamos terminar el mes, y el año, en un lugar mejor.

Para quien le interesen algunos consejos prácticos, es recomendable buscar estar en paz para prepararnos para la energía alrededor del 21 de Diciembre. Tomemos los días que quedan antes del Solsticio y antes de Navidad para darnos un tiempo a diario para meditar u orar, para reflexionar sobre lo que queremos en el futuro – y lo que estamos dispuestos a hacer para lograrlo. El contacto respetuoso con la naturaleza también puede ser muy benéfico, al igual que minimizar el tiempo que pasamos frente al televisor y evitar ver programas o películas violentos, agresivos o con mensajes negativos, así como a las personas “tóxicas” o negativas. Sin importar lo que creamos sobre este 21 de Diciembre, esperar el Solsticio de Invierno buscando tener mayor paz interior y dedicando tiempo al agradecimiento y a la reflexión es siempre bueno.

Esta nota es una versión ampliada de la publicada en el boletin YOGANEWS del Instituto  Mexicano de Yoga (www.yoga.com.mx)

Anuncios

9 thoughts on “¿Cómo me preparo para el 21 de Diciembre?

  1. Interesantísimo el post, Luna. De hecho, estaba por preguntarte qué podemos esperar de esta tan polémica fecha. Pero dime: ¿por qué escribes “en el peor de los casos” cuando te refieres a los movimientos sociales? ¿Por el riesgo de la violencia y los consecuentes riesgos físicos?

    Por otra parte, sabemos que tanta tele (e internet) nos afecta, pero ¿por qué en especial la recomendación ante esta fecha?

    Y finalmente, Lunita, ¿nos regalarías algunas sugerencias para minimizar el daño que las personas tóxicas o negativas (vampiros de energía, les llamo) pueden ocasionarnos? Sobre todo, cuando no es tan fácil evitarlos. Siempre hay un compañero, un pariente o hasta un jefe que es así.

    Como siempre, Luna querida, es un placer leer tus comentarios. ¡Muchas gracias por estar y acompañarnos!

    1. Hola Adrián,
      Gracias por tu comentario y tus preguntas. Efectivamente, cuando dije “el peor de los casos” me refería a la violencia que puede desatarse – como vimos hace poco en el DF – en esos actos.
      Muchas personas que trabajan en cuestiones de desarrollo espiritual recomiendan minimizar la exposición a TV, internet, incluso celulares, cuando hay energías fuertes, pues además de la información que recibimos conscientemente existe una exposición a la energía (prefiero no llamarla radiación) emitida por estos aparatos, que no nos es natural.
      Mi primera recomendación es evitar la violencia y agresión en lo que recibimos a través de lo que vemos y leemos. En cuanto a las personas, siempre hay que tener que es presente que lo que siempre está en nuestras manos es cómo reaccionamos. Tenemos la suerte de que los días más fuertes: 21 y 22 de Diciembre, son fin de semana, y si tuvieramos algún compromiso con gente “tóxica” de plano recurrir a un buen pretexto, para no ir, o para estar con estas personas el menor tiempo posible.
      Feliz domingo.

  2. Amiga:
    Como siempre muy oportuno, atinado y objetivo tu comentario, gracias por movernos a reflexionar y contribuir a un mundo más amable..

  3. Gracias por compartirnos tus conocimientos de vida y por darnos recursos para ser mejores, que tanta falta hace para nuestro propio bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s