Respira profundo, y suelta: Mercurio retrógrado en Escorpión

Mercurio ha estado retrógrado desde el 6 de Noviembre.  Estuvo retrógrado en el signo de Sagitario, y, desde el 14 de Noviembre – horas después del eclipse total de Sol – regresó al signo de Escorpión. Vale la pena aprovechar la energía de esta combinación.

Al igual que sucede con el signo de Escorpión, con frecuencia lo más conocido sobre Mercurio retrógrado es su lado “malo”:  se descomponen los aparatos, se complican – o fallan – las comunicaciones, se retrasan los viajes, etc.  Pero estos periodos también nos traen energías que podemos aprovechar. Es verdad que cuando Mercurio está retrógrado nos conviene hacer una pausa, bajar nuestro nivel de actividad, pero esta tiene, o puede tener, un propósito. Los periodos de Mercurio retrógrado nos permiten revisar, reorganizar, poner en orden diversas cosas o situaciones, retomar asuntos pendientes. Es un tiempo para reflexionar, profunda y sinceramente, antes de actuar, en el que deberíamos proponernos pensar antes de reaccionar. La energía de Mercurio retrógrado es favorable para revisar nuestros logros, lo que no hemos logrado, y la forma en que querríamos, podríamos o deberíamos concentrar nuestra energía.

Ahora, al tener a Mercurio retrógrado en Escorpión, y justo después del reciente eclipse en Escorpión, representa una oportunidad especial para, además de reflexionar, aprovechar la energía de Escorpión y encontrar dónde debemos “hacer limpieza” emocionalmente. Con frecuencia las acciones concretas ayudan a “soltar”, y una forma de ayudarnos a conectarnos con esta energía, o de ir activando nuestra intención de “soltar” y “limpiar” (emociones negativas, malos recuerdos, relaciones, etc.) es comenzando por algo físico que se relacione de alguna manera con el área o situación que queremos depurar. Esto puede ir desde revisar documentos, limpiar clósets, tirar cosas viejas o que nos recuerden algo que queremos soltar, etc.

Vale la pena recordar que con Mercurio retrógrado los malos entendidos y la tendencia a enojarse suelen aumentar.  Recordemos ser tolerantes, y tratemos de no reaccionar ante enojos ajenos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s