Curiosidad y Variedad: Niños con Luna en Géminis

Los pequeños nacidos con la Luna en Géminis  son extremadamente curiosos, y además les gusta la variedad. Su capacidad de interesarse por casi cualquier cosa hace que se distraigan con la misma facilidad con la que pueden cambiar de humor y de intereses. Son muy sociables, y generalmente no solo les gusta, sino necesitan, interactuar con mucha gente diferente. Cuando un bebé con la Luna en Géminis está entre gente nueva, generalmente disfruta que lo carguen o atiendan diferentes personas, aún cuando no le son familiares.

Son muy inquietos y tienen la capacidad de estar pendientes de varias cosas a la vez. Necesitan encontrar estimulación y actividad mental continua y variada, y algunas veces su curiosidad por estar en TODO lo que sucede a su alrededor hace que presten poca atención a su propio cuerpo, al grado de distraerse con tal facilidad que dejen de comer o dormir. Les gusta mantenerse en movimiento – literal y figurativamente – y los padres de muchos de ellos necesitarán poner especial esfuerzo y atención a su descanso, y ayudarles a equilibrar su gran curiosidad por el mundo exterior con el respeto por su propio cuerpo, pues la falta de descanso (físico y mental) puede hacerles aún mas inquietos, irritables, e incluso hacer daño a su sistema nervioso. Escuchar historias y leer son actividades con las que pueden sentirse cómodos mientras están quietos. También disfrutarán platicar sobre temas que llaman su atención, pues siempre les hace feliz aprender algo nuevo, aunque a la mayoría le cuesta trabajo poner atención en algo por el tiempo suficiente para comprenderlo o aprenderlo a profundidad.

Los nacidos con la Luna en Géminis necesitan hacer contacto con otros a través de la comunicación, y buscarán comunicarse con quienes les rodean aún antes de aprender a hablar. Muchos de ellos comenzarán a hablar antes del promedio, y su comunicación será mas mental que emocional. Es posible que al crecer se sientan incómodos en situaciones emotivas, que habrá que explicarles en la forma más racional posible, pero también habrá que enseñarles a hablar sobre sus propias emociones. Con frecuencia su inquietud disminuye cuando comienzan a gatear y a moverse en forma independiente. Disfrutarán mucho de los juguetes que puedan utilizar para moverse o transportarse, como un cochecito o bicicleta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s