Archivos Mensuales: junio 2013

Este Mercurio retrógrado, ¿qué tiene de bueno?

Estándar

Mercurio está retrógrado tres, a veces cuatro, veces por año.  Y tiene muy mala fama. Si bien es cierto que el movimiento retrógrado de Mercurio trae complicaciones, también tiene sus puntos buenos.

Mercurio retrógrado puede ser confusoMercurio estará retrógrado – en Cáncer – desde el 26 de Junio a las 8:07 am (hora – de Verano – del Centro de México) hasta el 20 de Julio a la 1:22 pm (hora – de Verano – del Centro de México).  Cuando Mercurio está retrógrado se complican nuestras comunicaciones, los aparatos tienden a fallar, etc.. Siempre se puede aprovechar este momento para practicar la paciencia y tolerancia. Hace un tiempo escribí sobre Mercurio retrógrado y cómo lidiar con su energía:

http://wp.me/pUHdl-7H

Pero si bien es cierto que los periodos de Mercurio retrógrado tienen sus complicaciones, estos días también tienen su lado bueno: representan un momento propicio para hacer una pausa en nuestras actividades, y darnos tiempo para reflexionar, sentir, revisar. Si hay algo en casa que deberíamos haber ordenado o atendido, ahora es buen momento de hacerlo, ordenar nuestro closet, librero, cocina, sacar lo que no usamos y donarlo a una buena causa, o simplemente deshacernos de lo que ya no sirve.

Y el Mercurio retrógrado actual coincide con un Gran Trino entre Júpiter en Cáncer, Saturno en Escorpión y Neptuno en Piscis.  Esta energía, tan fuerte y positiva, en signos de Agua, representa un muy buen momento para trabajar con nuestras emociones, las más profundas, las más dolorosas, las menos obvias, las más inútiles también. Así como podemos limpiar la casa, sería maravilloso que cada uno aprovechara este tiempo para hacer una pausa y ver hacia dentro. Si tus planes o proyectos no van como quisieras, aprovecha y haz una reflexión sobre cómo te sientes al respecto, cómo te ves cuándo se cumplan, qué puedes hacer para seguir adelante con mas gusto, menos carga y mejores expectativas.  También podría suceder que te des cuenta de que eso que crees que quieres en realidad no te hace tan feliz, no te hará una mejor persona, o ya no funciona en tu vida, no tomes acciones definitivas, pero sí date tiempo de analizar, y aceptas, las cargas que deberías soltar.

Ahora también es un buen momento para recordar, o darnos cuenta, de que somos parte del universo, que estamos conectados con todos los demás seres de este planeta, desde el que mas admiramos hasta el animal o planta más pequeño. Durante las próximas semanas, el Gran Trino en Agua irá siendo más exacto – y mas fuerte – lo que hace que valga mucho la pena aprovechar estas semanas de Mercurio retrógrado para hacer una pausa (al menos en nuestra mente) y encontrar formas de darle mayor sentido a nuestras actividades, y para cuidar y alimentar nuestro lado espiritual. Independientemente de nuestras creencias, nuestra vida se enriquece cuando lo divino es parte de ella, cuando encontramos la forma de darle sentido a las cosas mas simples y rutinarias.  Un muy buen libro sobre este tema es “El Cuidado del Alma” de Thomas Moore.

Date tiempo para descansar este fin de semana, para buscar un momento de silencio y reflexión. Vale la pena, y podría ahorrarte alguna “travesura” de Mercurio.

LUNA LLENA DE EMOCIONES

Estándar

Este fin de semana – en la mañana o madrugada del domingo (6:32 am para el centro de México) –  tenemos una luna llena especial.  La Luna se verá mucho mas grande de lo usual, pues estará en perigeo, que es el punto más cercano de su órbita alrededor de la Tierra.

luna llena en perigeo, su punto más cercano a la Tierra

luna llena en perigeo, su punto más cercano a la Tierra

 

En esta ocasión, la Luna estará en el signo de Capricornio, y el  Sol (además de Mercurio y Venus) en el signo de Cáncer.  Y has más planetas en signos de Agua:  Neptuno en Piscis y Saturno en Escorpión. Con tantos planetas en Agua las emociones cobran fuerza, es muy posible que todos estemos mucho mas sensibles, y, con Venus en Cáncer, que esto afecte nuestras relaciones, sobre todo cuando no hemos directos en lo que sentimos.  Es buen tiempo de hacer una pausa y reflexionar, aunque no necesariamente de tomar decisiones definitivas, sería recomendable esperar a estar un poco menos sensibles.

En esta luna llena, y desde que entró el Verano  (el pasado 21 de junio a las 00:04, hora – de Verano – del Centro de México), tenemos un Gran Trino entre el Sol, Neptuno y Saturno. Tanta energía en Agua, y con un aspecto tan positivo, nos invita a conectarnos con nuestras emociones y con lo espiritual.  La luna en Capricornio nos puede ayudar a “poner los pies en la tierra” al mismo tiempo, y aterrizar las emociones, o aplicar la disciplina y compromiso necesarios para nuestro crecimiento espiritual, o para el desarrollo de nuestras habilidades artísticas. El martes 25 de junio (a las 20:40, hora – de Verano – del Centro de México) Júpiter entra al signo de Cáncer (donde permanecerá prácticamente un año),  con lo que este Gran Trino se refuerza.  El Sol seguirá su camino y dejará de formar parte de este trino en julio, pero Júpiter, Saturno y Neptuno seguirán haciendo este trino durante todo el mes de julio (tema para otra nota próximamente).

Recordemos que la combinación de las energías de los planetas que están ahora en agua son muy propicias para depurar emociones negativas, para perdonar y soltar. Aprovechemos que esta luna tan especial cae en fin de semana, y démonos un tiempo para la reflexión, meditación, oración y el contacto con la naturaleza (si pudiera ser al mismo tiempo, mucho mejor).

(Si quieres saber más sobre la luna llena y el perigeo puedes ir a http://espanol.earthsky.org/guias-astronomicas/es-la-luna-llena-del-23-de-junio-una-superluna )

PLANETAS PADRES

Estándar

Sabes, astrológicamente, ¿dónde está tu papá?

Esta debería ser una pregunta fácil, básica. La respuesta – afortunadamente – no es tan simple. Cuando hacemos una interpretación astrológica usamos símbolos y arquetipos que nos permiten relacionar planetas, signos y casas con diferentes áreas, y personas, de nuestra vida.

El arquetipo del padre tiene que ver con liderazgo, disciplina, autoridad, guía, orden, protección.  En astrología, tradicionalmente, el padre se relaciona con el Sol y Saturno; esto es si tomamos la idea de figura paterna como la persona que nos brinda seguridad material, nos educa a través de la disciplina, quien nos brinda seguridad, pero también cuyo juicio y autoridad podemos temer.  Tradicionalmente, la madre es la figura que nos brinda seguridad emocional, nos alimenta físicamente, y nos educa con mayor gentileza y suavidad. Existen algunos autores que relacionan a la madre con la Casa Cuatro  y al padre con la Casa Diez, otros lo hacen al revés.  Cuando hago una interpretación astrológica, siempre interpreto este par de casas como “los padres” (padre y madre), pues la experiencia que cada persona tiene de sus padres es muy diferente.

Astrológicamente, independientemente del género, todos tenemos capacidades “maternales” y “paternales”. Algo afortunado de la época en que vivimos es que los padres cada vez se involucran mas en funciones que antes se veían como exclusivas de las mamás, y cada vez se permiten tener mayor contacto con su lado “maternal”, que en su carta natal se relaciona con la Luna.

Regresando a los arquetipos, el arquetipo del “Buen Padre” representa al hombre sabio, capaz de guiar y proteger a las generaciones que le siguen, que tiene autoridad, pero también es amable, y que ha encontrado el equilibrio entre disciplina y amor. Astrológicamente, esto es definitivamente posible, pues todos tenemos estas cualidades latentes en los planetas con que nacimos.

Felicidades a todos los papás en su día, en especial al mío.

TEN FE EN TU “LOBO BUENO”

Estándar
"ganará el lobo al que más alimentes"

“ganará el lobo al que más alimentes”

Las energías actuales – y la posibilidad que nos ofrecen de escoger con qué nos permitimos conectarnos – me hacen pensar en la siguiente leyenda Cherokee de los dos lobos:

Un viejo Cherokee estaba hablándole a su nieto sobre la vida. Le dijo :

“En el interior de cada uno de nosotros hay una batalla entre dos lobos. Un lobo representa el miedo, la ira, la envidia, la pena, la avaricia, la arrogancia, la culpa, el resentimiento, la inferioridad, las mentiras, el falso orgullo, la superioridad y el ego. El otro lobo es la alegría, la paz, el amor, la esperanza, el compartir, la serenidad, la humildad, la amabilidad, la benevolencia, la amistad, la generosidad, la verdad y la fe.”

El niño se quedó pensando y le preguntó al abuelo  “¿Y cuál de los dos lobos ganará?”

Y el anciano Cherokee respondió: “Ganará el lobo que más alimentes.”

Es este momento, podríamos considerar al “lobo malo” como el que está conectado con las energías de la cuadratura entre Urano (en Aries) y Plutón (en Capricornio), que han estado haciendo cuadratura entre ellos hace meses, esto genera un choque entre lo más rebelde, inquieto e inconforme en nosotros, y la necesidad de controlar, situaciones, personas y nuestro entorno. Y los próximos días la energía de esta cuadratura se refuerza, al tener a Venus y Mercurio (en Cáncer) haciendo oposición con Plutón y cuadratura con Urano.  Esta combinación nos puede poner aún mas necios, con mayor ganas de controlar a la gente a nuestro alrededor e imponer nuestras opiniones y forma de pensar. Para completar este panorama, mañana, lunes, la Luna hará conjunción con Venus y Mercurio (y formará parte de esta “T” que hace cuadratura con Urano y oposición con Plutón), lo que nos puede poner muy sentimentales, y hacer que lo tomemos personal tanto cuando otros nos quieren decir qué hacer como cuando alguien no hace lo que le decimos.

Estos son días en que astrológicamente es más posible que cada quien esté tan convencido de tener la razón, que se ofenda cuando otro no le hace caso o no está de acuerdo con sus ideas, pero también le moleste si alguien más se atreve a querer decirle qué hacer.

El “lobo bueno” sería el que se conecta con las energías del “Gran Trino” en signos de Agua: Neptuno (en Piscis) está en trino con Saturno (en Escorpión), y Mercurio y Venus (ambos en Cáncer) siguen completando un “Gran Trino”, al que también se unirá la Luna.  Este es el mismo trino del que hablé hace una semana (http://wp.me/pUHdl-f7 ) menos exacto, pero reforzado ahora por la Luna.  Este trino puede ayudarnos a ser tolerantes y compasivos, y tal vez a “ponernos en los zapatos” del otro, o, por lo menos, a no ser tan duros con quienes no compartan nuestras opiniones.  Neptuno, además, tiene que ver con la Fe, con nuestra capacidad de creer en lo que no vemos, de conectarnos con lo divino; Saturno se relaciona con nuestra capacidad de ser disciplinados y trabajar por nuestras metas, y el trino entre estos planetas nos puede ayudar a confiar y tener fe, pero también a poner de nuestra parte y esforzarnos por aquello en lo que creemos.

Me despido invitándote a que te preguntes cuáles son tus “lobos” y  que te propongas alimentar a tu “lobo bueno” en lugar de ocuparte de los “lobos” ajenos.

SANA, SANA, PA’ COMENZAR LA SEMANA

Estándar

La semana que comienza tiene energías muy sensibles, con trinos entre Mercurio (en Cáncer), Saturno (en Escorpión) y Neptuno (en Piscis).  Este triángulo de trinos tiene una energía propicia para conectarnos con lo emocional y también con lo espiritual.

Mercurio en Cáncer puede facilitar conectarnos con emociones del pasado, y Saturno – retrógrado – en Escorpión es muy favorable para depurar y soltar. Neptuno en Piscis completa el panorama, y aumenta el potencial de liberación y sanación para quienes estén dispuestos a dejar emociones que posiblemente se han convertido en un lastre que nos está impidiendo avanzar en diferentes aspectos.

Las energías de este trino en Agua  son muy favorables para buscar el originen, en el pasado, de lo que aún nos duele, enoja, molesta, entristece, ytrinjun buscar razonar los hechos que han dado origen a las emociones que necesitamos dejar ir. Sería recomendable razonar sobre esto buscando aceptarlo y reconocer que no podemos cambiar el pasado, pero sí nuestra actitud hacia lo sucedido, y darnos cuenta de que no sirve ni es bueno conservar emociones negativas que solo dan mayor poder a la situación o persona que nos lastimó antes.  Está bien desahogarnos si sentimos que lo necesitamos; vale la pena darnos tiempo para llorar, gritar, escribir, hacer lo que necesitemos para “despedir” y dejar ir la emoción negativa de una vez por todas. Como dije antes, Neptuno completa, o fortalece, el panorama, y puede ayudarnos a tener fe en lo que viene ahora, y, como diría Don Miguel Ruiz, no tomar personal lo que haya sucedido, sino reconocer que si alguien nos lastimó antes fue porque el momento en que estaba, su historia, antecedentes, etc., le llevaron a un punto donde lo que hizo era lo único que era capaz de hacer.

En Julio (hacia la 2ª mitad del mes) tendremos un momento aún mas fuerte para depurar, sanar y soltar emociones, y valdría la pena tomar nota de lo que recordemos, soñemos, o tengamos mas presente esta semana, para retomarlo entonces si fuera necesario.

Aprovechemos este domingo para dedicar parte de nuestro tiempo libre a orar, meditar, o hacer algo que nos de un momento de paz interior que nos prepare para aprovechar mejor la energía sanadora que se está acercando.